Esquina holguinera

Una mirada al mundo desde la ciudad cubana de los parques
Ads

“Ocuppy” América

Si alguien lo hubiera dicho hace apenas veinte años, le hubieran soltado la risotada en la cara. ¿Manifestaciones de descontento popular en Estados Unidos? Y es que nadie hubiera imaginado que en la cuna del “sueño americano” miles de personas llegarían a reunirse y protestar justo allí donde radica el corazón del “american way”: Wall Street, el paraíso de banqueros, corredores de bolsa, hombres de negocio del mundo entero, y exigir cambios en el modelo económico que impuso precisamente Wall Street en el Imperio.

Pero el mundo giró y lo que ayer iniciaron los “indignados” en España, llegó como “fatal” moda a “United States” y suma ya a cientos de miles de norteamericanos, “Ocupar Wall Street” (Occupy Wall Street, en inglés) es el nombre del movimiento que iniciaron en la “gran manzana”, Nueva York, hasta llegar a otras 68 ciudades, como Dallas, Los Ángeles, Miami… y ¡Washington!, la capital del Imperio. Y como la “gran prensa” yanqui habló de “primavera árabe”, ahora, en compensación, algunos medios hablan ahora de un “otoño americano”.

Como las fronteras del “sueño americano” se dibujan cada vez más lejanas e inalcanzables para un enorme por ciento de los norteamericanos, éstos, cansados de la situación, salen a las calles a demandar un futuro mejor y les echan en cara ahora a los más ricos su enorme avaricia.

Sucede que, con ese afán de enriquecerse más y más, los codiciosos millonarios yanquis no se conformaron con los enormes dividendos que sacaban y fueron por más. En realidad fueron por todo. Y en el camino hacia el “toque divino” del oro, hicieron miserable la vida de millones de estadounidenses, que también trataban de vivir su pedacito de “american way”.

Desempleo que sobrepasa los 14 millones de personas (si nos atenemos a las estadísticas oficiales), trabajos mal pagados, 45 millones de personas en la pobreza en el país más rico del mundo, 50 millones sin seguro médico, en el país que destina 708 mil millones de dólares al presupuesto militar (casi la mitad del gasto militar del mundo entero), son algunas de las simientes de la revuelta que ocupa titulares en varios rotativos del mundo… y la gente se cansó y empezó a reclamar lo que les robaron los ladrones de “cuello blanco”.

Según el conocido cineasta Michael Moore: “a partir de datos de Forbes y PolitiFact, las 400 personas más ricas de Estados Unidos tienen más plata que los 150 millones de habitantes de la potencia del norte. ¡Las 400 personas más ricas de este país, son más ricos que los 150 millones de estadounidenses, todos juntos!”

Y hasta el profesor Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, se personó hace pocos días en Zucotti Park, Nueva York, y habló con los manifestantes allí reunidos: “hay un sistema en el que socializamos las pérdidas y privatizamos las ganancias, eso no es capitalismo, no es economía de mercado, es una economía distorsionada que si la continuamos no vamos a crecer, no vamos a crear una sociedad más justa“.

Stiglitz criticó también la “democracia” que impide a los norteamericanos utilizar un megáfono para no tener que repetirse a voces lo que hablan los oradores: “antes de hablar de economía, quiero decir algo sobre la democracia. En julio estuve en España, hablando con los ‘indignados’. Ahí podía usar un megáfono, no tenía que pasar por esta cámara de ecos. ¡Es indignante que no puedan usar un megáfono! Tenemos demasiadas reglas que detienen la democracia y no suficientes reglas para que Wall Street se comporte bien. Ustedes deberían tener el derecho de manifestar sus opiniones sin ser arrestados o que les lancen gas pimienta”.

El Nobel de Economía del 2001, señaló la avaricia de los banqueros como uno de los detonantes de la crisis actual: “una de las cosas que hicieron los bancos fue explotar a los estadounidenses más pobres a través de préstamos. Nosotros lo sabíamos. Hubo gente que trató de pararlo, pero Wall Street usó su poder político para detener a los que querían detenerlos. El FBI les dijo a los poderes que había una epidemia de fraude en el mercado hipotecario en 2004. Washington y la Reserva Federal tenían el poder para hacer algo. No lo hicieron”.

Y el politólogo Noam Chomsky, profesor emérito del Departamento de Lingüística y Filosofía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), se solidarizó con los participantes en la iniciativa “Occupy Wall Street”: “Cualquiera que tenga los ojos abiertos sabe que el gangsterismo de Wall Street –y de las instituciones financieras en general– ha causado daños severos al pueblo norteamericano y al mundo. Y también deben saber que eso es algo que vienen haciendo desde hace 30 años. En este tiempo, su poder económico y político han aumentado radicalmente y en un círculo vicioso el uno por ciento de la sociedad amasó una inmensa fortuna mientras el resto se precarizó, y todo con total impunidad: no sólo son lo suficientemente grandes como para caer, sino también para ser apresados”.

Así las cosas, con la recesión económica calando cada vez más a fondo para el 99 por ciento de la población estadounidense, y convirtiendo en humo el legendario “american way of life”, los jóvenes, el futuro de cualquier nación, ven tronchadas sus esperanzas. Muchos graduados universitarios se ven obligados a laborar como camareros, meseros y otros empleos informales, y saben que en unos años tendrán que competir en el mercado laboral con los que se titulen después.

Las protestas aumentan, y la represión policial en igual, o mayor, medida. La gente se cansó de esperar por los milagros de los vellocinos de oro de la “Federal Reserve” y Wall Street y la “police”, con claras ideas sobre la “democracia” y el “orden público” ya se encarga de “disciplinar”, a bastonazos y gas pimienta, a los “indignados”. No obstante, sus reclamos llegarán a la Casa Blanca, pues como ellos mismos aseguran: “somos el 99 por ciento que ya no va a tolerar la codicia y la corrupción del 1 por ciento restante”.

Be Sociable, Share!

Post Metadata

Date
Octubre 11th, 2011

Author
Froilán Parra Suárez

Category



Comments are closed.