Esquina holguinera

Una mirada al mundo desde la ciudad cubana de los parques
Ads

Sencillamente #Cuba

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez / Visión desde Cuba

  Todavía con un nudo en la garganta el amigo y periodista holguinero Ricardo Gual Hernández ha compartido la inmensa alegría que hoy experimentan él y su familia. Les dejo la historia porque a veces no hacen falta muchas presentaciones.

Cuando me llamaron a mi oficina para decirme que mi nietecito ANTHONY RICHARD iba en una ambulancia con servicios de urgencia para el Hospital Pediátrico “Octavio de la Concepción y la Pedraja” de Holguín, creía que se había acabado el mundo, pero confié en la ciencia cubana. Mi colega Aroldo García me dijo: calma, está en el mejor Pediátrico de Cuba, allí me salvaron a mi hija más pequeña.

Y así mismo ocurrió, lo mejor de lo mejor le atendió, nada le faltó, y sobró el amor de médicos, enfermeras, técnicos y auxiliares. Los virus y bacterias no pudieron con hombres y mujeres de ciencia, y las oraciones de gentes nobles no faltaron. Ya está en casa, gracias mil gracias en nombre de toda nuestra familia.

Todo ha sido sin costo alguno, no nos cobraron ni un centavo por los servicios prestados. Es Cuba, sencillamente CUBA.

Todos nos alegramos infinitamente de que todo haya quedado atrás. Es verdad que nos pueden faltar muchas cosas en esta isla del Caribe, pero la solidaridad y el amor siguen siendo nuestros principales tesoros.

Be Sociable, Share!

Post Metadata

Date
enero 20th, 2015

Author
Froilán Parra Suárez

Category

Tags



2 to “Sencillamente #Cuba”


  1. avatar
    Froilán Parra Suárez dice:

    La anécdota no pretende convertirse en regla ni consigna, solo refleja un hecho cotidiano en el hospital pediátrico de Holguín, en el cual labora un colectivo altamente calificado que se enfrenta todos los días a carencias y dificultades materiales para garantizar la calidad en los servicios médicos. La calidad de ese colectivo está en los resultados que ostenta, los premios recibidos en diversos eventos de las Ciencias Médicas, la formación de especialistas, médicos y enfermeros y, sobre todas las cosas, la estimación y el aprecio de los pacientes. EL infeliz caso de los ancianos fallecidos en el Hospital Siquiátrico de la Habana, que ya no se llama Mazorra, es lamentable y a causa de ello, fueron sancionados los responsables, el hecho no quedó impune, fue un ejemplo de descontrol, mala praxis de malos profesionales y negligencia. Pero, aunque mancha, no destruye el prestigio de los profesionales de la salud en Cuba.
    Claro que los servicios de salud cuestan, son gratuitos, pero cuestan al Estado cubano, cuestan más a raíz del férreo bloqueo que Estados Unidos impone sobre la Isla, que impide a los cubanos acceder a medicamentos, tecnología y equipamiento de última generación que permitiría una atención médica más eficaz. Claro que los trabajadores son quienes sostienen el presupuesto del Estado, pues el mismo se nutre de impuestos, gravámenes, tasas y otras formas de captación de efectivos, lo significativo es que dichos fondos se ponen al servicio de la Sociedad a todos por igual, sin importar el monto de los ingresos personales ni el color de la piel, procedencia social o estatus económico. Por otra parte, no es necesaria la presentación de un seguro médico que respalde el servicio médico que requiere un paciente al acudir a un hospital, por ejemplo, no importa si es una consulta por un dolor muscular o una intervención quirúrgica, sin tener en cuenta la importancia médica de la misma: una apendicitis o un trasplante de riñón.
    Son detalles que hacen que Cuba sea, sencillamente, Cuba.

  2. avatar

    Me alegro.

    No me alegro cuando la anécdota se quiere convertir en Regla y en Consigna. Hay ejemplos para todo, especialemente en lo maltrechos hospitales cubanos. Piense en los más de 50 ancianos que murieron en el Hospital de Mazorra en una sola noche, murieron de malos cuidados, gratis por cierto, murieron de hambre y de frío.

    Por otra parte, nada es Gratis, el presupuesto de Salud y Eduación de Cuba se acerca a los 800 millones de dólares. Eso viene de tu trabajo, tú si lo pagas, porque en ningún caso, viene de la oligarquia partidista que maneja el país, que no trabaja.

    ¿ok?

    Saludos

    Otro holguinero